English  |  中文  |  Pусский

Última actualización: 29 de junio de 2020

El coronavirus ha hecho que todos estemos cautelosos sobre las visitas al médico o al hospital, y con razón. Hemos pospuesto las citas o manejado nuestro tratamiento por medio de consultas virtuales, intentando mantenernos a salvo del virus al quedarnos en casa. Y aunque es importante seguir tomando precauciones, como lavarse bien las manos, evitar tocarse la cara y usar una mascarilla en público, resulta igual de importante saber cuándo necesita atención médica en la sala de emergencias.

Una serie de afecciones requiere atención de emergencia, y nuestros médicos, enfermeros y personal de la sala de emergencias están capacitados para salvar vidas mientras mantienen seguros a nuestros pacientes. Ellos están listos para actuar rápidamente cuando cada segundo cuenta. ¿Cuándo se debe llamar al 911 o acudir a la sala de emergencias? Le preguntamos a una de nuestras increíbles médicos de la sala de emergencias de UCSF Health, la Dra. Jacqueline Nemer, para averiguarlo. Estos son 12 síntomas que, según la doctora, nunca deben ignorarse, ni siquiera durante la pandemia:

1. Incomodidad repentina en el pecho, espalda o cuello.

Cualquier dolor, presión o sensación de opresión en el pecho, espalda, mandíbulas, cuello o a lo largo de los brazos, que se inicie de forma abrupta y dure más de varios minutos, o desaparezca y regrese, podría ser una señal de un infarto cardíaco. No todo el mundo siente el infarto cardíaco en el pecho; las mujeres en particular a menudo experimentan otros síntomas. Estos podrían incluir dolor en la mandíbula, cuello o brazos; dificultad para respirar; mareos o desvanecimiento; náuseas o indigestión; cansancio; o sudor frío. Por supuesto, existen muchas afecciones aparte de un infarto cardíaco que podrían causar estos síntomas. Es hora de dirigirse a la sala de emergencias si estos síntomas son nuevos, duran más de varios minutos o desaparecen y regresan.

2. Cambio abrupto en la conducta o el funcionamiento.

Tener varios síntomas mentales y físicos podría ser señal de un accidente cerebrovascular (derrame), convulsión u otro problema serio. Estos signos incluyen confusión; pérdida de la coordinación, fuerza, sensación o equilibrio; dificultad para hablar; y flacidez facial.

3. Mareos o desvanecimient

Si tiene desmayos sin razón aparente, desvanecimiento, mareos, problemas de equilibrio o la sensación de que la habitación da vueltas, debe ser evaluado por profesionales de la salud. Estos síntomas tienen una amplia gama de posibles causas que pueden controlarse en la sala de emergencias.

4. Pérdida repentina de la visión

La pérdida repentina de la visión en uno o ambos ojos, con o sin dolor, podría ser señal de un accidente cerebrovascular o una obstrucción seria en el flujo sanguíneo al ojo.

5. Dolor de cabeza grave

Cualquier dolor de cabeza intenso de aparición reciente o un tipo de dolor de cabeza distinto de los que ha experimentado anteriormente podrían ser señales de un problema grave, incluido accidente cerebrovascular, presión arterial elevada a un nivel peligroso, un aneurisma (abombamiento en una pared arterial) o infección.

6. Dolor abdominal grave

Una serie de problemas de emergencia, como apendicitis, pancreatitis, una reagudización de enfermedad inflamatoria intestinal (inflammatory bowel disease, IBD), diverticulitis, una obstrucción o infección intestinal, podrían ser la causa de dolor abdominal que comienza de forma repentina o que empeora gradualmente con el tiempo, en particular si viene acompañado de síntomas como náuseas, vómito, diarrea, abdomen doloroso a la palpación, inflamación o heces con sangre.

7. Hinchazón en el rostro o la boca

Una hinchazón repentina en el rostro, labios o garganta, o dificultad súbita para tragar, respirar o hablar, podría indicar una reacción alérgica seria. Incluso si usa un EpiPen, debe evaluársele en la sala de emergencias ya que la afección puede empeorar rápidamente.

8. Vómitos o diarrea grave

Los vómitos o diarrea descontrolados, en particular si está perdiendo más líquido del que ingiere, pueden conducir rápidamente a deshidratación grave y pérdida peligrosa de electrolitos. Podría requerir tratamiento, como medicamentos para controlar los síntomas y líquidos por vía intravenosa.

9. Fiebre persistente

Una fiebre que no se resuelve con medicamentos de venta libre, en particular si está teniendo dolor, sarpullido o alguna señal de infección, es motivo para que se le haga una evaluación de emergencia.

10. Sarpullido que empeora

Un sarpullido doloroso que empeora rápidamente podría indicar una infección grave.

11. Cambio en la frecuencia cardíaca

Si siente de repente que el corazón le late más rápido o más lento de lo normal, o que late de forma irregular, y esta sensación se mantiene, debe evaluársele en la sala de emergencias, en particular si también siente mareos, desvanecimiento, dificultad para respirar o dolor.

12. Sangrado reciente

Si tiene una hemorragia descontrolada en la nariz, encías o una herida, o detecta sangre en el vómito, orina o heces, debe acudir a la sala de emergencias. Los sangrados de aparición reciente deben ser evaluados por profesionales de la salud, en particular si también tiene síntomas como mareos, desvanecimiento o debilidad.